Monos porfiaos — 08/14/2011 20:03

Mundo Mágico, la película: Los secretos detrás del disfraz

Publicado por

Desde hace unos pocos años, Francis González trabaja en un documental que revisa el nacimiento, la vida y la desaparición de ese espacio de nuestra infancia que era mucho más que un parque de diversiones. En esta entrevista, nos revela algunos secretos de este incandescente conjunto de pequeñas estrellas, como la Tía Paula, el Osito Willy o el Perro Maxi.  

vía http://mundomagicostudios.multiply.com

Tras nuestro primer reencuentro con los restos del extinto parque de diversiones, caímos en un aterrizaje forzoso. Pasan las horas y los días y no podemos evitar que sus imágenes y canciones vuelvan a nuestra mente, por lo cual recurrimos a Youtube para comparar nuestros recuerdos con la realidad. Allí nos percatamos de que la mayor parte de los videos fueron subidos desde la misma cuenta: mundomagicoTV. La misteriosa persona detrás de este archivo conoce, según vemos por sus comentarios, muchísimos detalles sobre la vida y obra de los personajes de este universo infantil. Es por ello que decidimos establecer contacto con ella.

Su nombre es Francis González, tiene 32 años y es periodista. Actualmente es locutora de radio en Villa Alemana, pero compatibiliza su trabajo con un proyecto sin precedentes: hacer un documental sobre Mundo Mágico, desde sus inicios hasta después de su desaparición. En él se muestra el estado actual del parque y la revelación de algunos de sus secretos. Francis está embarazada y uno de sus grandes deseos es que su hijo pueda crecer rodeado de la misma magia con la que ella pudo disfrutar su niñez. Aquí va la entrevista que le hicimos a esta valiosa investigadora.

–¿Cómo te convertiste en una fanática de Mundo Mágico?
–Partí como televidente del programa “Encontrémonos en Mundo Mágico” el año 91. Ese también fue el tiempo en que fui a Pipiripao a cantar, ahí conocí a la tía Paula que era asesora pedagógica del programa de Roberto Nicolini. Roberto era como el anverso de la tía Paula. A todo esto, el equipo de Pipiripao era el mismo del programa de Mundo Mágico, los dos a cargo de Gastón Centeno. Bueno, también fui muchísimas veces al parque entre los cuatro y los cinco años cuando estaba la tía Paula, y me acuerdo que una vez me firmó un autógrafo…

–Entonces primero te convertiste en fanática de la tía Paula. ¿Sabes dónde estará ahora?
–Sí. En 1997 cuando se fue el programa ya no fue lo mismo, porque ella tenía un feeling especial con los niños… es parvularia. Bueno, ese año se tuvo que ir del programa porque le quedaba un mes para casarse y ser parte de Mundomágico requería tiempo completo. Mira, la última vez que tuve contacto con ella fue hace un par de años y en ese entonces estaba trabajando en un jardín infantil.
Paula es mi ídola. Imagínate que antes de que se fuera del programa la fui a ver al parque. Yo tenía 14 años. Ella inventó el Juramento Mágico, con el cual los niños de seis meses a 10 años se convertían en socios de Mundo Mágico. Pero yo ya estaba muy grande para hacerme socia… ¿Sabes? yo la comparo con la Raquel Argandoña, por todo eso de los cambios de look. La Paula es la imagen femenina de la televisión infantil de los 90.

–Y la tía que la reemplazó, la que llamaban Magicarol… ¿Quién era ella? ¿De dónde salió?
–Ah, bueno ella era una chica preciosa. Salió elegida Miss 17 el año 93. Ella no tenía nada que ver con la tele, es diseñadora gráfica. Tenía una voz de ángel increíble. Tal vez la tía Paula no cantaba tan bien, aunque sí interpretaba mejor. Lo que pasó con Carol es que ella generó un nuevo público en Mundo Mágico, algunos papás querían verla, porque realmente era muy bonita. En el tiempo de Carol vino una especie de boom: el programa se cambió a RedTV por ahí por el 98 e hicieron un convenio con TV Azteca, Bolivia y México.

Carátula de un cassette de Los Mágicos del Ritmo. Vía http://mundomagicostudios.multiply.com

–¿Te enteraste de todas estas cosas por la realización del documental? ¿Cuál es tu motivación para hacer la película?
–Quiero hacer un homenaje a Mundo Mágico, no sólo a los del programa, sino que a sus actores, a los que trabajaron tras las cámaras. Muchos crecimos con Mundo Mágico. Era muy educativo, Chile en Miniatura por ejemplo. En los jardines de niños era obligación llevarlos a conocer el parque. Era un programa y lugar que enseñaba valores muy lindos, como la amistad, que tenían que ver con el amor, no como otros programas que decían “lávate los dientes” o qué sé yo.

–¿Y sabes qué fue de algunas de estas personas que quieres homenajear? ¿Quiénes son?
–Hay algunos datos que la gente no sabe. Por ejemplo, Tamara Acosta fue un tiempo una muñeca del parque en los 90. El pirata Barba Negra, que se llama Pedro Torres, luego de ser fuerte y vigoroso hoy está con diabetes y en cama, lamentablemente. El osito Willy, que era el más representativo del programa, no fue sólo una persona sino que cambiaba con el tiempo. El Perro Maxi (Jorge Torres) ahora tiene una veterinaria.
Eso recuerdo… Ah, Roberto Lazcano también era un pirata y se fue a trabajar a Fantasilandia, pero ya no se disfraza. La tía Carol se fue al Buenos Días a Todos el 99 y el 2005 apareció en Telecanal. El 99 llegaron Lorna y Andrea, pero ahí el programa ya era más débil. Otra persona importante de Mundo Mágico es Fernando González, que perteneció al grupo Congreso y era el que componía la música de los spots y las canciones de los Mágicos del Ritmo. Hoy hace jingles publicitarios desde la Quinta Región: ha hecho de Peluquerías Miranda, Santiago Wanderers, Fantasilandia y Malls Quilpué.

–¿Cómo estás financiando el proyecto?
–Eugenio y Jorge Tuebe colaboran conmigo en el documental. Somos tres en el equipo, y además el grupo en Facebook de Fanáticos de Mundo Mágico nos ha prestado una ayuda importante. Nos autofinanciamos. Postulamos a un Fondart, pero no nos pescaron. Llevamos harto tiempo trabajando. El 2009 queríamos estrenarlo, pero no se dieron las condiciones. Ahora, a fin de año creemos que estará listo. ¡Ojalá lo pudiéramos estrenar en el parque!

–Luego de filmar y enterarte de tantos pormenores de este Mundo ¿Por qué dirías que desapareció?
–Era caro ir al parque. Unos $3.500 ó $4.000 para las familias era un sacrificio. Fantasilandia estaba de moda, y como eran los mismos dueños quisieron potenciar más esa parte del negocio… Los niños querían cosas más cool. También pasó que las nuevas tías, Lorna y Andrea, no tuvieron tanto feeling con los niños. A esto se sumó el hecho de que el terreno que tenían no era de la empresa, sino de la Municipalidad de Lo Prado. Y aunque el programa siguió hasta marzo de 2001, lo hacían con el parque cerrado. Mundo Mágico dejó de existir en noviembre del año 2000.

Francis nos deja en una espera ansiosa por ver este documental, en el que se incluyen, entre otras, entrevistas a Magicarol, la tía Paula y John Fleming, quien representaba al Inspector Metete y además era el director de arte del programa. Por ahora, los dejamos con un adelanto de la película, para creer que la magia todavía existe. Se trata de la tía Paula Arriagada hace un par de años, cuando se reunió con Francis y Eugenio para conversar y cantar algunas viejas melodías. En este video interpreta con gran expresividad el tema “El deporte”, que nos une aunque se compita para ganar. Por lo pronto, Eugenio Tuebe y Francis González han creado la página oficial del documental para ir dejando pistas de lo que será este estreno.

YouTube Preview Image

Los invitamos también a visitar la primera parte de esta investigación, la crónica que hicimos de nuestra visita al Mundo Mágico hace alrededor de un mes: “Reencontrémonos en Mundo Mágico (1987-2000)“.

7 Comentarios

  • ¡Donde estaban pa’ la dictadura! XD

    • La tía Paula trabajaba en el Pipiripao, contrarrestando con su dulzura el pinochetismo buena onda de Nicolini; el Osito Willy sólo comía y comía, cultivando su panza fabulosa que aún no salía a la luz; y los demás estaban en la guatita de su mamá… el parque abrió el 83, pero en el 91-92 se empezaron a crear los personajes.

  • El otro día pasé por mundo mágico con mi novia, por fuera claro, y miré “El jardín gigante” y le dije a ella : “alguna vez viniste a Mundo Mágico?” y ella me respondió con un triste no.

    Me dio un “noseque” en el estomago con eso, yo la pasé tan bien las veces que lo visité que siempre pensé que al menos la gente de mi generación (los que nacimos en los ochenta, principios del los noventa) deberían haber visitado alguna vez el parque.

    Una pena.

  • Lejos lo mjor era celebrar tu cumpleaños y tener fotos con la tia Paula.

  • mundo magico el nombre lo dice todo uno llegaba hay y todo era magico fue lo mas grande y entretenido los personajes,los autos,el tren,la ciudad chile en miniatura como olvidar todo eso los juegos fueron tiempos muy agradables que ya no existen de ese tipo y ahora da pena pasar por ese lado todo en ruinas la malesa larga ya no queda nada es una pena que se alla perdido todo eso

  • mundo mágico recuerdo k lo veia siempre en televisión bno alcance a ir una vez k a mi hermana pequeña le dieron entradas para ir recuerdo que fue el mejor dia d mi vida grandes recuerdos s una lastima l como se encuentra el parke hoy en dia hubiesen rescatado algo para poder recordarlo como se debe :(

Comenta

— obligatorio *

— obligatorio *