Monos porfiaos — 08/20/2012 16:23

Bicharracos políticos que ignoran el cielo

Publicado por

De día, Nicolás Berasain, trabaja en una consulta de terapia existencial y hace coaching laboral para empresas. De noche, analiza grabaciones y registros fotográficos de avistamientos de OVNIs a lo largo de todo el mundo, junto a los otros miembros de Exopolitics Chile, la organización que llegó para convencer a las autoridades chilenas de que es necesario, ahora y ya, afrontar como sociedad la existencia de vecinos ciberespaciales.

Por Marcelo Escobar

El primer libro que Nicolás se leyó por cuenta propia se llamaba “Astronautas en la Prehistoria” y trataba de aparentes semidioses que podían volar y tenían súper poderes cuando los humanos apenas sabían prender fuego con un par de rocas y una varita. Hablaba de distintas civilizaciones, provenientes de todos los rincones del planeta, que plasmaron en sus registros, textos y dibujos la presencia de estos personajes mágicos. El padre de Nicolás era escritor y asiduo también a este tipo de lecturas. Con él compartió, desde muy pequeño la inquietud por éste y otros misterios como la existencia de las pirámides y la improbabilidad de que fueran seres humanos los que estuvieran a cargo de su diseño y construcción. Este tipo de discusiones solían formar parte de las frecuentes conversaciones de sobremesa de la familia.

Con el tiempo, Nicolás fue reforzando sus hipótesis. Entró a la Universidad de Chile a estudiar ciencias políticas pero se cambió a filosofía. Allí cuestionó y fortaleció sus ideas sobre la visita de estos seres superiores que habían llegado a la tierra hace miles de años atrás. Y añadió: si éstos habían visitados a los seres humanos antes, ¿por qué no estarían haciéndolo hoy? Berasain planteó esta interrogante en congresos y seminarios, desatando las risas de algunos pero también el interés en otros. Hace dos años atrás, decidió formar, junto a otros tres expertos en disciplinas como el conspiranoismo y la free energy, la organización Exopolitics Chile, en un intento por canalizar la creencia de que existe vida alienígena en contacto con la tierra. Pero fueron un poco más allá que la ufología común y corriente: hay que convencer a la sociedad sobre la necesidad de relacionarnos con estos visitantes, involucrando a nuestros actores políticos e instituciones, diplomatizando tanto el contacto con ellos como la manera de afrontar el tema.

¿Cuál es la situación actual de la ufología y este tipo de rubros en Chile?
El fenómeno se reporta mucho en Chile. Hay una motivación por hacer algo en serio pero ha costado mucho porque hay una charlatanería galopante en Chile en términos de ufología. Se ha frivolizado, farandulizado por gente como Salfate y Rodrigo Fuenzalida (presidente de AION Chile). Hay compromisos muy distintos y algunos están buscando divulgar lo que apenas esté confirmado. Otros pretendemos hacer un trabajo más teórico y plantearle esto al mundo político, al mundo académico, al mundo religioso.

¿Pero por qué llevar estas ideas tanto más allá, si aún la hipótesis de la vida alienígena no ha podido ser confirmada del todo?
Cuando se empiezan acumular tantos casos, buenos casos, -deben haber unos 40 o 50 indiscutibles-,… (suspira). Desde 1942, cuando ocurre un caso emblemático. En Los Ángeles, Estados Unidos, los radares detectan, a las dos de la mañana, unos cuerpos que se vienen acercando. Todos los batallones se preparan porque piensan que se trata de un ataque japonés y resultó que eran unos discos metálicos. Está todo descrito en el NY Times, en el Washington Post. Así hemos llegado a este desglose, a esta posibilidad. Y si esto es así, hay atender a las repercusiones socioculturales, políticas, que tiene para nuestra cultura que anden unos bicharracos por ahí en el cielo, que no tenemos idea de dónde vienen, qué quieren, cómo piensan.

Si es tan indesmentible, ¿por qué se cuestiona tanto la ufología?
Porque ni en Estados Unidos han logrado, a menos que no lo sepamos, dar con de qué se trata. Por eso podría haber un encubrimiento sistemático. Y una ridiculización. A veces hay unas campañas muy burdas. La gente no se da cuenta. A través del cine, de la prensa. En Chile se hace también. Hay ciertos avistamientos que son importantes y que son rápidamente descalificados, ofreciéndose explicaciones que parecen convencionales y que satisfacen a un montón de gente que no va a inquirir más. Nos parece un enorme complot informativo.

¿Qué te pasa a ti con todo eso? ¿Te frustras?
Antes yo me enojaba mucho pero hoy estoy entendiendo que está justificado porque si las Fuerzas Armadas no logran identificar un cuerpo con comportamiento inteligente que ingresa a nuestro espacio aéreo, violando todas las reglas de soberanía, eventualmente podría ser una amenaza contra la cual no hay nada qué hacer. Entonces se deben tomar el pelo, me imagino yo.

LA PARTE POLÍTICA
Exopolitics Chile lanzará el mes que viene su nuevo sitio web. Además, otras iniciativas han copado la agenda de esta organización durante el último año. A finales de 2011, Berasain lideró un petitorio a nivel global que tenía como meta reunir 25 mil firmas que forzaran al gobierno norteamericano a revelar información sobre un supuesto contacto entre éste y los extraterrestres, que vendría prolongándose desde hace décadas. Además, el 18 y 10 de noviembre, Exopolitics Chile fue invitado a exponer en el Congreso Ufológico y en mayo de este año realizaron el primer Simposio de Exopolítica en América Latina. Como si esto fuera propio, la organización se encuentra actualmente recopilando y estudiando los resultados de una encuesta realizada a nivel nacional que busca saber cuánto creen los chilenos en la presencia de vida extraterrestre en la tierra. Todo esto desde su sede, una oficina ubicada en el Paseo Bulnes, a pasos de la Alameda, donde Berasain atiende de día una consulta de terapia existencial y hace coaching para empresas, y de noche, da rienda suelta a éste, su hobbie.

¿Crees que en Chile también hay un ocultamiento de los casos más indiscutibles?
En Chile no creemos que hay un ocultamiento, salvo algunas sospechas que nos genera a veces la Fach. Curiosamiente la Fach es siempre la más reacia entregar esta información. La PDI entrega rápidamente toda la info, Carabineros, la Marina también. Pero la Fach tiende a ser un poco renuente. No es por ser conspiranoico, pero nos lo han dicho desde adentro.

Ya y ¿cuál es la parte política de todo esto?
Ha habido conversaciones pero no puedo revelarla mucho. La invitación ha sido un poco tímida y hay un partido político que sí se ha interesado en dialogar. Es un partido no tan tradicional ni tan envejecido. Nos interesa vincular a parlamentarios por un tema de recursos. Queremos tentarlos a dialogar desde una perspectiva distinta, no solamente ufológica, sino que cultural, plantearles la oportunidad que presenta el fenómeno para reflexionar sobre nosotros mismos y darle un cariz filosófico. Que la clase política se interese a dialogar sobre esto públicamente, es sumamente interesante. Entre las miles de estupideces que se dedican a discutir…

¿Y en qué parte se cruza la exopolítica con otros conceptos que plantea otros miembros de Exopolitics Chile como la free energy, la conspiranoia, etc.?
La free energy es otra conspiración. Tiene que ver con la idea de que existen nuevos sistemas de propulsión vinculados a la energía electromagnética. Es decir, chao combustibles fósiles, chao energía hidráulica, hidroeléctrica. Imagina el atentado contra que significa contra la matriz energética convencional. Y por supuesto significa una amenaza económica. Hay otros complots bastante conformados relacionados con la industria alimenticia. Atentados en contra de la salud pública, la educación, etc. Por eso el movimiento free energy, el movimiento por la nueva conciencia, el movimiento de la expolítica, se encuentran. Hay una tendencia generalizada, epocal, de los últimos 10 o 20 años, que está intentando poner en la palestra estos descubrimientos, esta nueva forma de enfocar.

EL PREJUICIO DE LOS ENANITOS VERDES
Pero esta nueva forma de enfocar el mundo, a menudo les ha pasado la cuenta a quienes se han atrevido a aplicarla. El fundador de Exopolitics Chile ha tenido que pagar el precio de desafiar la idea de que hombre está solo en el universo, frente a los intelectuales más tradicionales. Jamás olvidará aquel episodio en que, cuando cursaba tercer año de filosofía, el doctor Héctor Carvallo -una eminencia de la filosofía griega en Chile, a quien Berasain admiraba mucho- lo ridiculizó frente a toda la clase. Se había acercado al profesor para mostrarle unos libros que hablaban de los “antiguos astronautas” o, como Berasain prefiere llamarle, la paleoastronáutica. “Me dijo que no perdiera el tiempo. Que andar buscar enanitos verdes era una estupidez y que era una vergüenza que una persona de mi talla intelectual anduviera en eso… (silencio)”. Y sí. A Berasain le dolió.

Pero ya desarrollaste el cuero de chancho…
No hace mucho que lo aprendí. Pero ya dejó de importarme porque porfiadamente he seguido estudiando mecanismos de demostración científica. Hay mucha descalificación con respecto al interés en el fenómeno OVNI. Hay una caricaturización que viene en gran parte de los mass media que lo transforma en que uno anda buscando extraterrestres, verdes, de Marte. Y realmente no es así. Yo soy bastante escéptico. Yo he llegado a estas conclusiones porque he leído mucho. En varios idiomas. He podido tomar contacto con autores de todos lados, muy abiertos a discutirlo, pero se encuentran con una barrera mediática, política, económica, cultural, religiosa.

Y por qué exponerte entonces, por qué hacer todo esto.
Más allá de todas estas explicaciones, afectivamente, yo estoy convencido de que hay presencia alienígena en la tierra. No tengo idea de qué quieren, qué son, cómo son. No tengo idea. Pero no es posible de que esto sea parte de un mito, que no haya un elemento veraz en toda esta historia. Nuestra civilización tiene episodios muy misteriosos, eso lo reconoce cualquier historiador medianamente flexible. El salto evolutivo del cro magnon al hombre civilizado que construye ciudades en Babilonia no tiene explicación. Me mueve una honesta vocación política. Creo que estas cosas hay que difundirlas, hay que ofrecer por lo menos la opción del diálogo.

No puedo dejar de peguntarte… ¿tú has visto alguna vez un OVNI?
No. Nunca he visto un OVNI.

Comenta

— obligatorio *

— obligatorio *